X

Ingreso Socios

E-mail Contraseña  
¿Has olvidado tu contraseña? ¿No eres socio de la Cámara aún?
E-mail
NOVEDADES
Publicado el 29/09/2016

EL RECAMBIO GENERACIONAL, ¿ESTRATEGIA O APUESTA?

El día de ayer, en el salón "Vito Remo Roggio" de la Delegación Córdoba de la Cámara Argentina de la Construcción, se llevó a cabo un encuentro con el Lic. Roberto Bazan y el Dr. Marcos Alladio, especialistas y consultores en el tema de "Empresas Familiares".

Ante un grupo importante de socios de la Delegación, pertenecientes a distintas generaciones de las empresas constructoras que conforman la Cámara, los especialistas plantearon varias cuestiones de sumo interés para las empresas de tipo familiar, que en nuestro país comprenden más del 80% del total de empresas. 

El momento más crítico en la vida de una empresa - la suprema prueba del éxito en la gestión - ocurre cuando llega el momento del recambio generacional. Frente a esta realidad, las familias propietarias de empresas pueden asumir el papel de estrategas o de simples apostadores. Siendo, en este último caso, el tiempo su principal aliado.

Estrategia significa trabajar desde hoy y proyectar escenarios futuros de posible ocurrencia para establecer criterios que, sustentados en el consenso, faciliten la construcción de acuerdos sólidos que se pueden plasmar luego en diferentes documentos. El más conocido es el Protocolo Familiar.

Pensar estratégicamente implica resolver de manera anticipada situaciones que son o se pueden convertir en críticas en un futuro inmediato; significa tomar previsiones para que quienes dedicaron su vida al engrandecimiento de la organización reciban los reconocimientos y las seguridades (personales, profesionales y económicas) que se merecen; es pensar en el tipo de liderazgo que la empresa requiere y preparar al nuevo líder; es buscar los mecanismos para proteger el patrimonio de oro de la familia e implementarlos; es crear ámbitos para la discusión y la resolución de los conflictos que se generan en el ámbito de la empresa y de la familia.

Apostar es no hacer absolutamente nada y esperar (o creer) que la inacción, la falta de diálogo, el cerrar los ojos ante las situaciones incómodas o difíciles, pueden generar por obra y gracia del azar las condiciones necesarias para que éstas cuestiones se resuelvan solas. La mala noticia es que la lotería la ganan solo unos pocos.

"Durante años hemos difundido e implementado un concepto que además de ser claro pretendemos que sea incorporado en las familias propietarias de empresas cuando deben planificar los recambios generacionales. Uno de los mejores negocios de las empresas de propiedad familiar es hacer el ejercicio de anticipar lo obvio. Incorporar este concepto facilita en gran medida que se minimicen las posibilidades de conflictos o rupturas en las siguientes generaciones." Concluía Bazán.

La posibilidad de un nuevo encuentro quedó abierta ante la consulta de varios socios y empresas del sector, que han tenido, tienen o tendrán en un futuro inmediato, que plantearse la pregunta con la cual comenzó la disertación de los especialistas: ¿Continuar o Trascender?



    



Desarrollado por © FirmaVisual 2017